PERDIDAS DE ORINA O INCONTINENCIA URINARIA

07/12/2015|

Las pérdidas de orina son un problema muy común, padecido por mujeres y hombres.

De las pérdidas de orina masculinas no hay muchos datos, ya que, salvo casos alarmantes, no se suelen reconocer ni tratar. No siempre se trata de que se escape la orina sino de que la micción es frecuente. Suele ser debido a inflamaciones en la próstata o bien a efectos del postoperatorio de intervenciones quirúrgicas de esta glándula. También puede ser incontinencia por rebosamiento, causada por una obstrucción en los conductos. En este caso es recomendable visitar al urólogo. Otro tipo puede ser goteo tras la micciónincontinencia por esfuerzo, que normalmente vienen provocadas por problemas en la próstata o por debilidad en la musculatura del suelo pélvico.

Las pérdidas de orina femeninas son de varios tipos, por esfuerzo, por frecuencia y por incontinencia. Los partos, la menopausia, los cambios de peso, y otros factores debilitan la musculatura pélvica propiciándolas.

Los ejercicios de KEGEL, la práctica de pilates, yoga o gimnasia hipopresiva son prácticas que ayudan a recuperar esta musculatura, pero casi siempre complementadas por el uso de bola chinas. Si subimos y bajamos el brazo hacemos gimnasia de bíceps, pero no del mismo modo si lo hacemos con una pesa en cada brazo. Este sería el comparativo con el uso de las bolas chinas, de las que ya os hemos hablado en algún post.

NO ES NORMAL TENER PÉRDIDAS DE ORINA A NINGUNA EDAD. Con frecuencia asociamos las pérdidas de orina a cierta edad como algo normal. Esto es así porque nunca  hemos ejercitado nuestro suelo pélvico. Si nos hubieran educado para hacerlo, no tendríamos pérdidas de orina. Pero si ya las tenemos, hay maneras de recuperar la musculatura, antes de recurrir a la cirugía, que debe ser el último recurso. El suelo pélvico es una musculatura muy agradecida, que se recupera combinando ejercicios prácticos tutelados por un profesional y perseverancia.

SER IMPOTENTE ANULA MI VIRILIDAD?

30/11/2015|

La impotencia o la disfunción eréctil son dos trastornos que el hombre no reconoce en público. En muchas ocasiones lo guarda en el “cofre de sus secretos” sobre todo con otros hombres, ya que habitualmente y por incultura general es motivo de mofa o risa en este tipo de entornos. Los amigos fácilmente bromean con esta situación sin darse cuenta de que pueden agravar ese problema. Habitualmente pensamos que esto sucede con hombres de joven edad pero no así, sino que son todos los que tienden a hacer chistes respecto a este tipo de problemas.

Esto con los años ha hecho que se trate como un tema oscuro y vergonzoso y muchas veces no se comparte ni con la familia más cercana por el mismo miedo.

Cuando pasa en ocasiones puntuales y por auto rechazo se tiende a culpar a la persona que está con nosotros o bien se repiten frases en alto como… No sé qué me pasa, estoy muy cansado, he bebido demasiado…. Etc. Si ha pasado de forma puntual no hay que darle mayor importancia pero si se repite en el tiempo, deberíamos visitar a un profesional  para hablarle de nuestro caso en concreto y llegar a una  solución de forma rápida y eficaz.

Muchas veces las parejas no ayudan a solucionar este tema. Ya que con frases como no pasa nada, lo volvemos a intentar….. esto se te pasa en 5 minutos…. Solo presionamos a la persona afectada agravando la situación.

Si nos encontramos uno de estos casos debemos llevar la práctica sexual fuera de la penetración, propiciando la activación y estimulación con roces o masajes.

Debéis hablar de forma abierta, clara y honesta desde el respeto y siempre atender las necesidades que demande la persona afectada.

Finalmente y para resolver que es la virilidad de un hombre diría que el termino viril se refiere a características masculinas, y no está vinculado a la respuesta sexual. Pero en términos machistas y de occidente se ha usado vinculado a este fin, erróneamente.

Ya que una serie de rasgos viriles serian, tener testículos, pene, vellosidad en el pecho debido a la hormonación, etc.

Debemos ir rompiendo con mitos y leyendas que poco descifran ese término ya que seguramente dentro del círculo de las personas que se mofan de estas carencias sexuales se encuentre alguien que piense que su virilidad está en tela de juicio.

Acudir a un profesional que os ayude a solucionar vuestras dudas o inquietudes.

SEXO Y EMBARAZO

26/10/2015|

El sexo en el embarazo siempre ha estado en entredicho, por tabúes, religión, creencias o falsos mitos. A veces hemos escuchado que la penetración podría dañar al bebe, que el esperma masculino puede tener repercusiones sobre el feto, que el acto sexual en el embarazo es inmoral….. Lo cierto es que, si no se trata de un embarazo de riesgo, es totalmente recomendable practicar sexo durante la gestación.

La apetencia sexual en el embarazo puede disminuir, aunque depende del trimestre en el que nos encontremos, porque a partir del quinto mes suele aumentar por la estimulación que ejerce el peso del feto sobre la vagina. A pesar de esto, es frecuente que la actividad sexual disminuya,  sobre todo porque la mujer no se siente atractiva y deseable (aspecto físico) o por factores emocionales (alteración hormonal, falta de madurez mental, malestar por gestación no deseada, incertidumbre y ansiedad ante maternidad, etc.)

El embarazo distorsiona la frecuencia sexual, la capacidad para conseguir un orgasmo y la apetencia, pero no es sinónimo de abstinencia sexual ni mucho menos.

El gran problema es la falta de información o información errónea de las embarazadas y sus parejas, que se reduce a la que se les facilita en consulta con la matrona o el tocólogo (muchas veces insuficiente) o la que buscan ellos por otros medios (internet, familia y amigos).

La mujer sufre en esta etapa muchos cambios físicos y psicológicos, que a su vez van variando según el trimestre.

  • Físicos: En el primer trimestre son frecuentes las nauseas y vómitos, agudeza del olfato, aprensión por determinados olores y sabores, y somnolencia, provocan una disminución del deseo de la mujer. En el tercer trimestre estas molestias se superan, aumentando el deseo. Por lo tanto, con un asesoramiento postural adecuado, el sexo no sólo no va a suponer un problema para la pareja, sino que, gracias a que mejora la lubricación y hay una mayor vascularización genital y sensibilidad, puede ser muy placentero y beneficioso para madre e hijo, ya que segregamos hormonas beneficiosas para el feto. Esta situación se prolonga prácticamente hasta el último mes de gestación, en el que la movilidad con la que contamos se empieza a reducir, pero esto varía bastante dependiendo de cada mujer.

 

  • Psíquicos: En el primer trimestre, y sobre todo si se trata de madres primerizas, aparece miedo, temor y ansiedad, lo que provoca una disminución de la libido. En el segundo trimestre suele haber un aumento del estado de ánimo general, porque se atenúa el malestar del primer trimestre, se empiezan a notar los primeros movimientos fetales y se puede conocer el sexo del feto, lo que favorece las relaciones sexuales. En el tercer trimestre, los cambios físicos, muchos más notables que en los anteriores, pueden provocar una disminución de la autoestima y aumento de la ansiedad y nerviosismo por la llegada del parto (especialmente en el último mes), lo que provoca de nuevo una disminución del deseo sexual.

Hemos visto que los factores que más influyen en la apetencia sexual en el embarazo son varios y están muy condicionados por los cambios físicos y psicológicos que sufre la mujer en este periodo. Sin embargo, la desinformación, los mitos y tabúes,  o condicionantes sociales como la religión pueden influir negativamente para vivirlo plenamente. Contar con la ayuda de un profesional puede aclarar todas tus dudas y hacerte vivir un embarazo mucho más agradable.

ANORGASMIA Y FRIGIDEZ ¿ES LO MISMO?

25/10/2015|

Hoy en este nuevo post voy a aclarar una duda con la que nos encontramos muchas veces, ¿Son lo mismo anorgasmia y frigidez?

Hay numerosos estudios acerca de este tema, ya que son términos que muchas veces están mal utilizados. Para intentar esclarecer algunas dudas voy a hablaros de cada uno de los términos y de sus características para que veáis que, aunque a veces pueden confundirse o ir de la mano, son dos disfunciones distintas.

Recientemente se abrió un debate entre varias personas que conozco acerca de este tema y me di cuenta de que no es tan fácil de distinguir.

La anorgasmia es la ausencia de orgasmo en las relaciones. Esto no significa que esa mujer no tenga ningún tipo de sensibilidad, la mujer puede disfrutar de sus relaciones pero nunca llega a su momento de clímax. Hay muchos factores que la provocan: sociales, psicológicos, ingesta de algunos medicamentos, ingesta de drogas y alcohol, etapas del desarrollo hormonal, etc.

Por ello hay que acudir a un especialista que determine sus causas y aplique el tratamiento más adecuado de una forma personalizada.

Se la da tanta importancia al orgasmo que las mujeres que nunca lo han tenido se sienten rechazadas por la sociedad, de tal modo que ocultan su problema y no lo comparten ni en su círculo más cercano, incluso ni con su pareja. La preocupación y la falta de confianza hace mella en la relación, se intenta ocultar el problema fingiendo los orgasmos y se acostumbran a vivir con ello por vergüenza o desconocimiento de que, si se trata, la anorgasmia tiene solución.

La frigidez es la falta de deseo sexual, es un término negativo y que va directamente ligado a la mujer. La profesora Leyva, especialista en Sexología Clínica indicaba que “frígida quiere decir fría, helada, y estas mujeres saben dar afecto y disfrutar otras vivencias que no tienen relación con el sexo”, por lo que su definición no es la más adecuada.

Los factores que la provocan pueden ser físicos o psíquicos, siendo estos últimos los más habituales. Los físicos podrían derivarse de algún tipo de lesión en el sistema nervioso, desórdenes en el sistema endocrino, anemia, etc. Los psíquicos normalmente provienen de una mala estimulación sexual, estrés, discusiones o problemas de comunicación en la pareja, depresiones, traumas, etc. En este caso, como en el de la anorgasmia es necesario visitar a un profesional lo antes posible para que detecte el problema y el origen de éste. En El Paraíso Secreto realizamos una terapia específica para la anorgasmia que obtiene un porcentaje de efectividad muy elevado.

Este término se usa con connotación negativa en la mayoría de los círculos machistas, y por ello se sustituye por anafrodisia en el diagnóstico profesional.

VAGINISMO, VAGINITIS Y DISPAREUNIA QUE SON?

27/09/2015|

En qué consisten estas disfunciones y en qué se diferencian es de lo que os vamos a hablar:

  • El vaginismo es una disfunción poco común en la mujer. Las mujeres que lo padecen sufren contracciones de su musculatura vaginal que pueden llegar a ser muy dolorosas. Las contracciones cierran la vagina cuando ésta detecta la introducción de cualquier objeto, ya sea el pene o un támpax. Estas mujeres pueden llegar al orgasmo mediante juegos sexuales y otro tipo de prácticas, porque esta disfunción no está relacionada con la respuesta sexual.

Las causas que la generan son de varios tipos, pero el factor psicológico suele jugar un papel muy importante, por lo que es necesario acudir a un profesional en cuanto se detecte, ya que su tratamiento será más sencillo en su inicio. Existen dos tipos de vaginismo, el primario (el problema ha existido siempre) y el secundario (cuando por diferentes causas, como por ejemplo el embarazo o el parto, sentimos dolor al mantener relaciones).

El tratamiento del vaginismo tiene un gran éxito, poniendo en marcha de forma conjunta factores físicos y psicológicos, por lo que es recomendable acudir a un profesional.

 

  • La vaginitis es una inflamación de las paredes de la vagina y es sufrida por un 90% de las mujeres en alguna ocasión. En la infancia y la adolescencia es uno de los problemas más frecuentes. Una de las causas que la provocan son las infecciones que afectan a mujeres adultas. Suele producirlas una bacteria, pero también cabe la posibilidad de que la generen virus y hongos como la Cándida o la Tricomoniasis. Las alergias o los desequilibrios hormonales son otra causa frecuente de vaginitis.

Sus síntomas son picor, hinchazón y enrojecimiento de la zona. En muchas ocasiones se pueden encontrar lesiones producidas al rascarnos. En cuanto detectemos algún síntoma hay que acudir a un profesional.

 

  • La dispareunia es la aparición de dolor en el coito tanto en mujeres como en hombres. Puede aparecer antes, durante y después del coito. En los hombres es menos común, ya que sólo afecta a un 4%, y las causas son muchas (problemas de lubricación o de irritación, vaginismo, enfermedades, cirugías, problemas psicológicos, etc.). Los tratamientos tienen que ir de la mano de un profesional, con terapia, y en algunos casos, con medicación.

 

¿ LA EYACULACIÓN PRECOZ PUEDE ROMPER MI RELACIÓN?

16/09/2015|

Hace unos días nos formularon esta pregunta. Nos preocupa más si la eyaculación precoz puede afectar o romper la relación, que buscar una solución al problema para nuestra satisfacción propia. Esto no quiere decir que no tengamos que preocuparnos de dar placer y mantener en buen estado la relación de pareja, pero tenemos que empezar por estar bien con nosotros mismos y sentir placer para poder dárselo a los demás. A veces aceptamos los problemas como parte de nuestra vida, sin darnos cuenta de que no necesariamente tenemos que vivir con ellos. La eyaculación precoz puede remediarse de la mano de un profesional.

Antes de contestar a la pregunta del enunciado os vamos a delimitar qué es la eyaculación precoz y los factores que intervienen en ella.

Lo primero que tenéis que saber es que no es una enfermedad grave ni mucho menos, y puede ser primaria o secundaria. La primaria es aquella que viene desde la infancia y es debida a una inadecuada masturbación o una serie de factores psicológicos arraigados desde la niñez. La secundaria es la que aparece de forma repentina en nuestra vida debiéndose a factores psicológicos, como ansiedad, estrés, depresión; o factores físicos como el abuso de alcohol y drogas, ingesta de determinados fármacos o enfermedades de tipo sanguíneo.

Es una afección muy común, ya que entre un 25% y un 40% de los hombres la padece alguna vez, aunque se sospecha que el dato puede ser mayor porque la mayoría no acude a profesionales para buscar solución.

Acudir a profesionales lo antes posible es vital para poner fin al problema, ya que existen cuatro grados de intensidad y es importante que se coja lo antes posible, aunque en fases avanzadas también puede resolverse, es más costosa la recuperación.

Hay muchos ejercicios y sistemas para ir rebajando los niveles de gravedad, ya que aunque no se trata de una enfermedad grave, es incómoda y crea inseguridad. Es imprescindible buscar el asesoramiento en profesionales, que ajusten y personalicen los tratamientos y pautas a seguir en cada caso.

Una vez aclarado qué es la eyaculación precoz y por qué se produce, podemos intentar responder a la pregunta de si ésta puede afectar o incluso romper la relación. Desde mi punto de vista y mi experiencia profesional, no.

Si afrontas con naturalidad el problema y hablas de él con tu pareja, la comunicación ya supondrá el primer paso hacia el éxito. A veces no lo hablamos con la pareja pensando que pasará inadvertido, pero no es así,  no pasará desapercibido y vuestra pareja no sacará el tema pensando que os puede ofender (otro error muy común). Hablarlo es totalmente necesario y por supuesto no echar la culpa al otro con frases como “yo no tengo eyaculación precoz, es que tu tardas muchísimo”…

También es muy beneficioso potenciar e incluir otro tipo de prácticas antes de la penetración, como los preliminares, el sexo oral, las caricias y los masajes, para intentar que ella disfrute más de las relaciones sexuales.